La versión española de la Wikipedia es la menos fiable.
Publicado por Txema a las 16:34 en Alertas

La versión alemana de la Wikipedia es la más seria; la anglosajona la más diversa y la española la menos fiable, según las conclusiones del estudio de la Fundación Colegio Libre de Eméritos Universitarios elaborado por Manuel Arias Maldonado, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Málaga.

La comparación se ha realizado entre las versiones anglosajona, alemana y española y, a pesar del resultado de esta última, el estudio también concluye que ninguna versión es por completo fiable.

Para los autores del estudio, las razones por las que la Wikipedia de España no ofrece fiabilidad se justifica en “ser española y con eso basta”. A su entender, resulta “más farragosa e imprecisa” que otras, aunque su interés para los hispanohablantes resulte “evidente”.

Además de pionera, la versión anglosajona es la que cuenta con un mayor número de páginas, usuarios y lectores. Así, esta Wikipedia es la que en mayor medida “encarna la dimensión cosmopolita” de la red.

La versión alemana fue la segunda en ponerse en marcha y es la segunda en volumen de páginas; a ello se suma una generalizada “reputación de rigor” –elogiada por el propio Jimmy Wales, creador de la Wikipedia, y aparente reflejo del exigente nivel de la cultura alemana– que la hace especialmente interesante, según los autores.

570.000 ENTRADAS

La Wikipedia anglosajona contiene ahora mismo más de tres millones de entradas, mientras que la alemana sobrepasa el millón y la española ronda los 570.000 –cifra “llamativa”, si tenemos en cuenta que la Wikipedia polaca, un país de similares dimensiones, contiene 690.000, siendo la cuarta del mundo tras la anglosajona, la alemana y la francesa (900.000 artículos)–.

El análisis, “cualitativo antes que cuantitativo”, se ha basado en el análisis detallado de páginas –las mismas en las tres versiones–, bien aquellas que se han considerado equivalentes en todas ellas, por tratar un tema o figura de carácter o relevancia extrapolables en los tres contextos socioculturales. Mediante esa lectura se han evaluado la fiabilidad, la notabilidad, la neutralidad y la corrección formal.

FIABILIDAD, “SÓLO A VECES”

El estudio asegura que Wikipedia es fiable “sólo a veces”, incurre en “no pocos errores” y adolece de una generalizada “falta de fuentes fidedignas”, en combinación con una sobreabundancia de afirmaciones no atribuibles a ninguna fuente.

Además, hay una gran dependencia de la Red, ya que al emplearse sobre todo referencias disponibles online “se limita la potencial diversidad” de sus fuentes.

Los temas tratados en la enciclopedia “deben de ser dignos” de noticia, dignidad que se mide en razón de la cobertura alcanzada por los mismos fuera de Wikipedia. Este criterio es, a su vez, impreciso, porque no está claro qué tipo de cobertura es considerada aceptable.

“Quizá no sea un problema que Belén Esteban y Alan Greenspan convivan en un mismo espacio enciclopédico, pero sí que la página de la primera sea mucho más extensa que la del segundo”, apuntó Arias Maldonado.

NEUTRALIDAD

Según el estudio, que Wikipedia sea neutral o no depende de su grado de objetividad, esto es, de su capacidad para describir la realidad con independencia de las convicciones de sus contribuyentes, y de hacerlo en una medida proporcional a la relevancia de los argumentos sostenidos fuera de la enciclopedia. Para medir esa neutralidad, se han consultado páginas potencialmente conflictivas, en busca de sesgos interpretativos o juicios de valor sin apoyo suficiente en fuentes fidedignas.

Lo que más llama la atención es la inclinación de la Wikipedia a “reemplazar la objetividad por el consenso”. Abundan las páginas, y afirmaciones, “sin referencia alguna”, pero tampoco es posible saber la mayor parte de las veces qué parte del artículo corresponde a qué obra incluida en la bibliografía, que, además, suele carecer de la paginación correspondiente.

“No hay que olvidar, en cualquier caso, que Wikipedia está en su infancia. Por eso es razonable abordarla con cautela, ya que parecemos condenados –tal es la fuerza de la costumbre– a consultarla”, concluyó el profesor Arias Maldonado.

Sin comentarios